PLAZO CERRADO – FIN DEL CONCURSO


Siguiente vídeo
Contest is finished!
https://www.sabiosguiasinterpretes.com/concurso-de-videos/participa/?contest=video-detail&video_id=1372
43
2040
Autor: Deleted author
Título del Vídeo-Relato: LORETO
Categoría: AMATEUR (PRIMARIA,SECUNDARIA,BACHILLER)
Descripción: Allá por el 31 de Marzo de 1906, arribó al Puerto de la Luz, el joven monarca español Alfonso XIII, Borbón y bisabuelo del actual rey de España, quién se disponía a hacer acto de presencia en la última colonia española de ultramar, por aquello del “postureo” que dirían hoy. Era, por aquel entonces, la primera visita regia de la que gozaban las islas. El destino inicial de este periplo fue Tenerife, para tomar rumbo más tarde hacia la Isla Bonita, pero un tempestad obligó a variar el rumbo y se procedió visitar la capital de Gran Canaria con antelación a lo programado, con lo que aún no estaban preparados los fastos de recibimiento del soberano. Con la resultante sorpresa, D. Ambrosio Hurtado Mendoza, alcalde en aquellos momentos de la ciudad de Las Palmas, se prestó a ejercer de anfitrión y encarriló al monarca por las calles de Vegueta, Triana y El Pambaso. Era el regidor, conocido en la ciudad por su humor socarrón, siempre sacando “el punto” y por su gusto a la buena conversación, que ejercía en las tertulias de Vegueta, siempre regado por dentro con algún o algunos vinitos. Durante años, frecuentó cruzar el Guiniguada para encontrarse con Loreto Martín Castillo, su amor platónico y afamada mujer dedicada al más antiguo de los oficios, que ofrecía sus servicios en un prestigioso burdel próximo a la Plaza de Santo Domingo y a quien todavía se le da memoria en algunas charlas en los barrios de San José y San Cristóbal. Cuentan, que el itinerario se completó por la noche, cuando ambos truhanes y dicharacheros, hermanados, no por la sangre sino por el vino, decidieron finiquitar en casa de Loreto. Fue ésta la única noche en el viaje a Canarias, en la que el monarca durmió lejos de su navío. Tanto unió esta visita a ambos personajes, que a su vuelta a la capital de reino, el Borbón decidió otorgar la distinción de Gentil Caballero al otrora alcalde Don Ambrosio. Queda para el recuerdo de esta historia de amor entre el alcalde y Loreto, el grupo escultórico firmado por Neri, que hoy viste la Plazoleta Hurtado Mendoza, mal llamada Plazoleta de Las Ranas, donde se enaltece la belleza de la mujer, bajo un humilde medallón en el que representa el rostro del regidor. En este corto se relata esta anécdota a través del hilo conductor de cuatro décimas espinelas, género cultivado a un lado y otro del atlántico por repentistas y poetas y que normalmente son utilizadas en las llamadas controversias o puntos cubanos y para dar forma a historias.
Votos: 43
Visualizaciones: 2040